Ir al contenido principal

Una fotografía mía en la sección "Mirador" de EstePaís (julio 2013)


César Guerrero
Sin título
Ciudad de México, 2007


En dos ocasiones he colaborado con la sección “Mirador” de la revista EstePaís escribiendo un texto a partir de una fotografía. "La vida es tránsito" (jul, 2010) e "Invitación al vuelo" (feb, 2012). En esta ocasión ha sido al revés. Yo he propuesto una fotografía y la revista ha elegido a una de sus colaboradoras para escribir algo respecto a ella. Se trata de Claudina Domingo (Ciudad de México, 1982), autora hasta ahora de dos poemarios publicados. Uno de ellos obtuvo el año pasado el Premio Iberoamericano de Poesía Carlos Pellicer (nada menos) para Obra Publicada. Se trata de Tránsito (Fondo Editorial Tierra Adentro, 2011). Ni ella ni yo nos conocemos todavía, pero ha sido muy grato leer lo que descubre en esta fotografía mía, capturada en la ciudad de México, en 2007. El candado, por ejemplo.

Aquí su texto:


Una de las primeras fotografías, Boulevard du Temple —un daguerrotipo de Louis Jaques Mandé Daguerre tomado en 1838—, constituye el “retrato” de una avenida parisina, su atmósfera y su paisaje. Así, desde los orígenes de la fotografía, ciudad y lente se han encontrado tan a menudo que si quisiéramos hacer una muestra de fotografía urbana terminaríamos conformando el catálogo de los grandes fotógrafos del siglo xx: Eugène Atget, Henri Cartier-Bresson, Berenice Abbott, Robert Doisneau, André Kertész, Friedrich Seidenstücker o Héctor García por mencionar solo fotógrafos icónicos que retrataron a la ciudad y sus personajes.
Vertiginosa, romántica, melancólica, surrealista, enorme, desolada, infantil, bohemia, destruida, destructora, perfecta, podrida, la ciudad fotográfica revela las metamorfosis del hombre moderno (posmoderno y redimido hipermoderno) en su entorno más natural: la ciudad. Esta laberíntica travesía de la ciudad en la memoria fotográfica contemporánea se condensa también en esta instantánea de César Guerrero.
Hay una ventana desde la que nosotros (convertidos en niños, agazapados o recargados en un sillón fuera de cuadro) observamos la calle. ¿Cuál de todas? Imposible saberlo, aunque el barrio tenga los guiños de la Roma Norte o de la Condesa; ¿el camellón corresponde a alguno de la avenida Mazatlán o de Ámsterdam? Pareciera que estamos fuera de un punto de ecobicis, lo que dudamos enseguida porque no son tantas las bicicletas alineadas. De cualquier forma, resulta bastante agradable ver la calle (con su resolana) desde el frescor de la casa, en la comodidad de la sala, y es todavía más fresco hacerlo junto al jarrón donde unas flores cuya identidad es protegida por la media luz abren su claridad y sus pétalos hacia la amplia ventana que nos trae la ciudad tras la comida o quizá después del desayuno. Una figura camina en la acera de enfrente, lo bastante erguida y con una zancada amplia como para imaginarlo varón y joven. Pero también podría ser el personaje fantasmagórico urbano: una silueta de la que se desconoce el sexo, la edad, su estado de ánimo, sus facciones; el hombre uniformado (en este caso de negro) que nació en una época indefinida y que fue arrojado a cualquier ciudad. Lo vemos ahora cruzar (inmortal prácticamente) nuestra fotografía. También nos visitan los árboles, esos personajes más misteriosos aún y benevolentes. ¿No es de una bondad infinita el que la naturaleza, lejos de vengarse de nuestra afición por el concreto, se arriesgue a compartir con nosotros este aire enrarecido y los subsuelos tan estrechos? En el centro del camellón, prodigando su sombra sobre nuestra ventana y recortándose en la luz que —¿será de la mañana o de la tarde?— señorea una jacaranda. ¿Está en flor o apenas se prepara para la floración? Quizá ya ha perdido las hojas, pero de ninguna manera es verano ni otoño, por lo que podemos ver en el pavimento y en las copas de los otros árboles. Podríamos abrir la ventana para sentir el aire y así determinar si atravesamos una fría tarde de diciembre o si es febrero el que hace vestir con manga larga al hombrecillo que camina decidido e ignorante de nuestra mirada. Pero no, no podemos abrir la ventana, ¿ya lo advertiste? Hay un pesado candado que casi pasa desapercibido en el borde inferior del marco de la ventana. Es muy extraña su posición pero, si está ahí, es por algo. Sí, ahora nos damos cuenta: con todo su solaz y sus despreocupados balcones, la ciudad de la foto es furiosa e inmisericorde. ~
——————————

CLAUDINA DOMINGO (Ciudad de México, 1982) es poeta y editora. Ha publicado los libros de poesía Miel en ciernes (Praxis, 2005) y Tránsito (Fondo Editorial Tierra Adentro, 2011). Obtuvo la beca de Jóvenes Creadores del Fonca en los periodos 2007-2008 y 2012-2013. Ha publicado poemas y artículos literarios en diversos medios impresos y electrónicos. En 2012 obtuvo el Premio Iberoamericano de Poesía Carlos Pellicer para Obra Publicada, por su libro Tránsito. - See more at: http://estepais.com/site/?p=46243#sthash.Rn2GGesc.dpuf

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Actualizar el TLCAN: una oportunidad trilateral. Entrevista con Michael Wilson, Carla Hills y Jaime Serra Puche

Comparto la entrevista que, a propósito de su renegociación, le hice a los Secretarios de Estado que negociaron y firmaron el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. La llevé a cabo por encargo de la revista Comercio Exterior, (Nueva época, Año 3, Número 11, julio - septiembre de 2017, pp. 112-117).  Dado que este número conmemora el ochenta aniversario del Banco de Comercio Exterior (BANCOMEXT), también incluye colaboraciones de los Secretarios de Hacienda y de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade y Luis Videgaray, del Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría y entrevistas a la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, al ex presidente del BID, Enrique V. Iglesias, al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís y al ex gobernador del Banco de México, Miguel Mancera Aguayo. ACTUALIZAR EL TLCAN: UNA OPORTUNIDAD TRILATERAL. ENTREVISTA CON MICHAEL WILSON, CARLA HILLS Y JAIME SERRA PUCHEHace unos cuantos meses se temía el colapso del TLCAN si el presidente Don…

Hablemos de cómo hablamos (colección Algarabía)

"There's a chapter on maritime terms that is priceless" F. Gonzalez-Soldevilla, en Amazon (Miami, FL, July 6, 2014)
Les comparto que está por salir a la venta un nuevo tomo de la Colección Algarabía: Hablemos de cómo hablamos. En él aparecen reunidas en una sola las dos partes de mi artículo "Largad el trapo: el léxico de los barcos de vela", indispensable para quienes desean comprender mejor novelas de aventuras a bordo de Emilio Salgari (El corsario negro, Sandokán), Patrick O'Brian (Capitán de mar y guerra), Robert Louis Stevenson (La isla del tesoro), Arturo Pérez Reverte (Cabo Trafalgar, La carta esférica), Benito Pérez Galdós (Trafalgar) y un largo etcétera.

La colección Algarabía reúne los mejores artículos publicados en la revista Algarabía en tomos temáticos. Hablemos de cómo hablamos incluye textos de autores como Felipe Garrido (escritor, editor y miembro de la Academia Mexicana de la Lengua), María del Pilar Montes de Oca Sicilia (directora de l…

"El misterio de la noche polar" se presentó en Morelia, Michoacán (16-XI-2017)

El 16 de noviembre de 2017 tuve el gusto de presentar a los lectores de Morelia, Michoacán, mi novela "El misterio de la noche polar". Pude hacerlo gracias a la generosa invitación que me hizo la Secretaría de Cultura del Ayuntamiento de esa magnífica ciudad, a través de su Secretario de Cultura, el Director de orquesta Miguel Salmón del Real.

Me acompañaron en el presidium la Dra. Fátima Chávez, Directora de Educación y Arte Popular de la Secretaría de Cultura del Ayuntamiento de Morelia y el escritor Ignacio Ortiz Monasterio, quien actualmente es Editor de la revista Comercio Exterior del BANCOMEXT.

La Sede de la presentación fue la Biblioteca Pública de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, alojada en el ex templo del Colegio de San Francisco Javier, en el Centro Histórico de Morelia, y en donde se resguardan con gran belleza libros de los siglos XV al XX.

Comparto a continuación imágenes que obtuve del perfil en Facebook de la Secretaría de Cultura de Mor…