Ir al contenido principal

Poesía del Taller de Cartago en Bistrot 61

Ayer miércoles Leticia y yo fuimos al Bistrot 61, en el número 61 de Álvaro Obregón, Col. Roma. Las poetas del Taller de Cartago (Ma. Ella Gómez Rivero, Ma. Eugenia Rodríguez Gaitán, Nataly Montiel y Mónica Suárez) leyeron algunos de sus poemas recientes ante un grupo de amigos y entre dichos amigos, otros poetas, como Gustavo Alatorre o Raquel Huerta Nava.

A pesar de su tono monótono al leer, Nataly Montiel me sorprendió con la originalidad de algunas de sus imágenes -v.g. "la hondonada en que caeré". Mónica Suárez leyó excelentes poemas que yo ya conocía. Aunque su voz grave y educada es muy agradable, algo en su forma de leer me hizo sentirlos apenas como una sombra huidiza, lo cual lamento. María Ella Gómez hizo de la lectura de sus poemas una charla y Ma. Eugenia Rodríguez Gaitán mostró que es capaz de escribir poemas excelentes sin caer en la anécdota a pesar del riesgo que se corre con temas de coyuntura (las mujeres que sufren vejaciones, como en Cd. Juárez y la penosa situación de Líbano).

Ya hacia el final de la segunda ronda, la tromba que azotó a las colonias Roma, Condesa, Escandón y San Miguel Chapultepec se robó la luz y con sus puños de granizo aporreó las puertas de madera de la enorme casona que aloja a este espacio cultural. Ma. Eugenia Rodríguez terminó de leer Jirones de Viento a la luz de un teléfono celular y después leyó algo más con ayuda de una vela.

Cerca de ahí, Carlos Fuentes y sus lectores quedaron atrapados en la librería Rosario Castellanos del Fondo de Cultura Económica, en la vecina Condesa. Un plafón cayó vencido por el agua acumulada y una cascada amenazó los libros de la recién inaugurada librería. De vuelta en la Roma el dueño de Bistrot 61 nos hizo salir por la calle de Mérida, pues Álvaro Obregón era un lago hasta el camellón que además amenazaba inundar la planta baja por apenas unos cuantos milímetros. Las banquetas anegadas, Leticia y yo tuvimos que caminar por el centro de las calles camino al automóvil y acabamos con los pantalones empapados hasta las rodillas a pesar del paraguas amplio luego de tres cuadras. El Servicio Meteorológico Nacional informó que la precipitación fue de 87 litros de agua por metro cuadrado.

Hace diez años que llegué al Taller de Cartago, nombrado así por la calle de Cartago en Lomas Estrella, donde María Ella Gómez ha sido su anfitriona. Mostré mis poemas indecisos a poetas que no habían publicado ningún libro y que se reunían para comentar los poemas con el mayor respeto, ofreciendo propuestas para mejorar lo que el autor quería decir sin menoscabo de su estilo o sin cuestionar la validez de sus temas.

Mucha agua ha corrido frente al puerto de Cartago en este tiempo. Santiago Cuenca Poblet nos dejó un libro inédito antes de marcharse a Barcelona por motivos ineludibles de trabajo. Cristián publicó, pese a sus proverbiales reticencias, uno de los muchos libros que ha compilado. Nataly publicó otro y ya tiene el segundo casi listo, Ma. Eugenia ha publicado dos al igual que Ma. Ella y que Avoar el Monal. No sé qué se haría de Polo Maldonado, de Nadil Mirall o de Perla Schwartz. Yo he estado alejado mucho tiempo y apenas hago intentos por reincorporarme.

Me da gusto que el Taller de Cartago haya ofrecido a quienes son o han sido integrantes suyos la oportunidad de compartir el viaje y de crecer. Ahora que escuché la poesía más reciente de sus actuales miembros, me complace percibir que su oficio no adolece de calidad. En ese mundo subterráneo de los autonombrados poetas, la poesía casi siempre escamotea su presencia. No es el caso de Cartago.

Comentarios

Ma. Eugenia dijo…
Hola César:

Me alegra saber de tu quehacer a traves de este blog ameno e interesante, felicidades.
Agradesco tu amable comentario sobre mi lectura en el Bistrot. La anécdota permanecerá, buen café, amena charla, poesía, lluvia estrambótica y lectura a la luz de las velas, ¡genial!
Hola César: retomo mis contactos, los extraño muchísimo. Podrás encontrarme en mi página de Facebook. Te mando un saludo, y si ves al resto, también...

Polo Maldonado Martínez

Entradas más populares de este blog

Actualizar el TLCAN: una oportunidad trilateral. Entrevista con Michael Wilson, Carla Hills y Jaime Serra Puche

Comparto la entrevista que, a propósito de su renegociación, le hice a los Secretarios de Estado que negociaron y firmaron el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. La llevé a cabo por encargo de la revista Comercio Exterior, (Nueva época, Año 3, Número 11, julio - septiembre de 2017, pp. 112-117).  Dado que este número conmemora el ochenta aniversario del Banco de Comercio Exterior (BANCOMEXT), también incluye colaboraciones de los Secretarios de Hacienda y de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade y Luis Videgaray, del Secretario General de la OCDE, Ángel Gurría y entrevistas a la Secretaría General Iberoamericana, Rebeca Grynspan, al ex presidente del BID, Enrique V. Iglesias, al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís y al ex gobernador del Banco de México, Miguel Mancera Aguayo. ACTUALIZAR EL TLCAN: UNA OPORTUNIDAD TRILATERAL. ENTREVISTA CON MICHAEL WILSON, CARLA HILLS Y JAIME SERRA PUCHEHace unos cuantos meses se temía el colapso del TLCAN si el presidente Don…

"El misterio de la noche polar" se presentó en Morelia, Michoacán (16-XI-2017)

El 16 de noviembre de 2017 tuve el gusto de presentar a los lectores de Morelia, Michoacán, mi novela "El misterio de la noche polar". Pude hacerlo gracias a la generosa invitación que me hizo la Secretaría de Cultura del Ayuntamiento de esa magnífica ciudad, a través de su Secretario de Cultura, el Director de orquesta Miguel Salmón del Real.

Me acompañaron en el presidium la Dra. Fátima Chávez, Directora de Educación y Arte Popular de la Secretaría de Cultura del Ayuntamiento de Morelia y el escritor Ignacio Ortiz Monasterio, quien actualmente es Editor de la revista Comercio Exterior del BANCOMEXT.

La Sede de la presentación fue la Biblioteca Pública de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, alojada en el ex templo del Colegio de San Francisco Javier, en el Centro Histórico de Morelia, y en donde se resguardan con gran belleza libros de los siglos XV al XX.

Comparto a continuación imágenes que obtuve del perfil en Facebook de la Secretaría de Cultura de Mor…

Requiem para Rita Guerrero

La muerte de Rita Guerrero, ayer, 11 de marzo de 2011, me trae a la mente muchos momentos de mi historia personal. Mis intentos por escribir poesía estaban íntimamente vinculados a lo que la música, las letras, las presentaciones en vivo de Santa Sabina, me inspiraban. Fueron la compañía más inmediata y constante de mi adolescencia y de mis años universitarios. Representaban una parte significativa del ambiente del cual uno se nutre para definirse a sí mismo. Eran un ejemplo directo a seguir cuando yo mismo quise ser músico, cuando mis amigos y yo (Alejandro Alva, Ernesto Herman, Carlos Galván) compusimos nuestra propia música y montamos nuestra primera y única presentación en vivo como el grupo Sendas Olvidadas.


Escuché por primera vez a Santa Sabina en la radio, en Rock 101. Canciones de su primer disco homónimo (1992) y poco después, de Símbolos (1994) que produjo Adrian Belew (King Crimson). La mítica estación de rock obsequió boletos para un concierto de promoción del nuevo disc…